Archivos para 24 septiembre, 2011


Pincha en la imagen para acceder al documento

Carta de Elvira Lindo

Publicado: 24 septiembre, 2011 en Cartas

Confundir horas lectivas con horas de trabajo no es gratuito, es una manera de contribuir al lugar común de que los profesores trabajan poco. Tampoco es nuevo: siempre que se trata de estrechar los derechos laborales en la enseñanza alguien deja caer, como de manera inocente, que los docentes de la educación pública gozan de más ventajas que el resto de los trabajadores.

Por más que se informe sobre los desafíos a los que se enfrenta un profesor en nuestros días, siempre habrá un buen ciudadano que llame a la radio o escriba al periódico para informar, por ejemplo, de las largas vacaciones que disfrutan los maestros. Es un clásico. A los políticos se les llena la boca con que no hay inversión más útil en nuestro país que la destinada a educación, hasta que un día se ponen a hacer números y empiezan por ahí: prescindiendo de interinos y poniendo sobre los hombros de cada trabajador dos horas más.

Explicar que ser profesor no consiste solo en dar clase debería de ser innecesario. ¿Qué consideración se les tiene a los docentes si se extiende esa idea?

El profesor enseña, pero también corrige, ha de preparar sus clases, perder un tiempo precioso en absurdos requerimientos burocráticos y, en ocasiones, hacer labores de trabajador social. La educación requiere ahora más energía que nunca y no es infrecuente que el enseñante desarrolle patologías físicas o psíquicas. Su trabajo cansa, es más duro que muchos de los trabajos que nosotros realizamos.

Los niños y los adolescentes son grandes devoradores de la energía adulta. Los escritores que hemos visitado colegios e institutos lo sabemos: dos horas dando una charla ante una vampírica muchachada te dejan para el arrastre.

¿Cómo pretenden los responsables del injustificable derroche autonómico que se comprenda que el sacrificio ha de comenzar por los que ya están sacrificados?


P. ÁLVAREZ / I. SANTAEULALIA – Madrid – 23/09/2011

Los profesores madrileños de la enseñanza secundaria pública culminaron ayer la tercera jornada de huelga con poco respaldo. Tras dos paros multitudinarios que sacaron de las aulas a dos de cada tres docentes, la protesta quedó ayer diluida porque solo la secundaba una de las centrales mayoritarias, CC OO. El sindicato cifró el respaldo en un 50%, y la Comunidad lo rebajó a un 11%.

El paro pone fin a la primera semana de grandes protestas contra el recorte de interinos en la Comunidad de Madrid. Educación ha admitido que cerca de un millar de trabajadores se han quedado fuera hasta la fecha, en una lista “viva” que esperan que descienda conforme avance el curso. Los sindicatos, que elevan a 3.000 el número de damnificados, amenazan con convocar más huelgas si la Consejería no se sienta a negociar. Y mientras, se mantienen encierros en institutos y concentraciones frente a la Consejería de Educación.

Tras dos jornadas de paro masivo y una manifestación que congregó el martes a 40.000 personas, la consejera, Lucía Figar, tendió la mano y ofreció “cierto margen de flexibilidad” para negociar cambios. Pero la oferta no incluye la revisión de la esencia del conflicto: las instrucciones de inicio de curso que aumentan la jornada lectiva de los docentes de 18 a 20 horas. El incremento de clases y el recorte de interinos ponen en peligro, según parte de la comunidad educativa, refuerzos para los alumnos más atrasados, desdobles, las guardias de los profesores o las actividades extraescolares. Los sindicatos exigen una reunión “urgente”. Piden dialogar sobre “todos los problemas de la enseñanza madrileña para evitar que el conflicto se enquiste”, según ANPE. Las movilizaciones han dado “frutos”, añade CC OO, por la contratación de “más de 800 interinos”.

La Federación de Asociaciones de Padres (FAPA) Giner de los Ríos alertó también de que los recortes impedirían disponer de personal para abrir las bibliotecas. Ya hay un centro, el IES Sierra de Guadarrama (Soto del Real), en el que los padres buscan voluntarios para mantener la sala de lectura. En otro, (más…)


La consejera de Educación defiende las medidas y tilda de “vergüenza” la actitud del PSOE e IU y los acusa de “mentir” y “manipular”.- Los inspectores emiten 165 evaluaciones favorables de los institutos y quedan casi 200 centros por revisar

EL PAÍS – Madrid – 23/09/2011

La consejera de Educación y Empleo, Lucía Figar, ha comparecido por primera vez esta legislatura en la comisión del ramo en la Asamblea de Madrid, mientras en la calle algunos profesores protestan por los recortes educativos. La oposición en pleno le ha pedido que rectifique, que hable con los profesores y que retire el “brutal ataque contra la escuela pública” que suponen las instrucciones de comienzo de curso. Estas medidas han puesto en pie de guerra a padres, profesores y alumnos. Sin embargo, Figar las ha defendido y ha tildado de “vergüenza” la actitud del PSOE e IU por “mentir” y “manipular” a las familias y a los alumnos, informa Pilar Álvarez. En un debate bronco, la consejera ha reiterado la tesis que defiende el Gobierno regional: que no ha aplicado recortes a la educación. También ha rechazado que haya masificación en las aulas, niños dando clase de pie, laboratorios cerrados o que se vayan a suprimir tutorías y desdobles.

Previamente, la consejera ha consumido su primer turno de palabra sin una sola mención al conflicto educativo, aunque se esperaba, porque así lo anunció en una entrevista en TVE, que detallara los datos de este complicado inicio de curso y que concretara la cifra de interinos que van a dar clase este curso -los datos ofrecidos hasta ahora, 783 contratos, son todavía provisionales-. Esto dejaría fuera para este curso a “cerca” de un millar de profesores sin plaza fija. Educación asegura que el curso pasado se contrató a 1.700 interinos en secundaria. Los sindicatos y la FAPA Giner de los Ríos barajan cifras más altas: entre 2.600 y 3.000 profesores.

Después de Figar, ha tomado la palabra el portavoz de UPyD, Ramón Marcos, que ha ido de lleno a la polémica. Marcos ha ha acusado de haber gestionado “fatal” la huelga de docentes y le recrimina la puesta en marcha de las instrucciones de inicio de curso que iniciaron la polémica. “No debería haberlas aprobado”, ha sentenciado. Tras Marcos, ha intervenido portavoz de IU, Eulalia Vaquero, que la ha acusado de perpetrar un “brutal ataque contra la escuela pública” y de “tremendos tijeretazos”. La huelga ha sido, a su juicio, “el mayor conflicto educativo” en la enseñanza pública “desde la transferencia educativa”. El portavoz de PSM, Eusebio González, ha sido también duro con la consejera: “Le exijo que rectifique y escuche a los profesores”. Le ha pedido además que recorra “cuatro o cinco institutos” y “no solo” el Bachillerato de Excelencia. Aunque González ha dado su “apoyo” al aumento de horas lectivas, le ha pedido que “se mantengan los 3.000 puestos” de interinos que necesita la región.

En defensa de Figar, Juan Van Halen (PP), ha acusado a la oposición de hablar “solo de cosas que les interesan a ellos”. “Aquí lo histórico no es esta huelga, sino el enorme fracaso electoral del PSOE”, ha señalado, para añadir que “las huelgas se manipulan pero las urnas no”. Desde el inicio del conflicto, el PP la tilda de “política” y la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha acusado “al PSOE, a su candidato Alfredo Pérez-Rubalcaba, a IU, a los sindicatos, al 15-M y a los de la ceja” de estar detrás de los paros. Van Halen ha tildado de “increíble” la imagen “que se ha dado de carteles soeces, insultos y aporreamiento de coches oficiales” durante las protestas de los profesores. (más…)

CARTA ABIERTA DE UNA ALUMNA DE 1º BACHILLERATO

Publicado: 24 septiembre, 2011 en Cartas

Estos días han circulado por internet multitud de cartas abiertas de profesores tratando de explicar que no son dos horas, que no son ellos los más perjudicados. Que somos nosotros. Me indigna ver cómo todo su esfuerzo no sirve para nada en cuanto algún político deja caer frente a los medios que son unos vagos y que sus protestas se deben a esas dos horas que no dejan de mencionar. Nos manipulan como quieren, sus medias verdades aparecen en las primeras planas de sus periódicos mientras los hechos, las cifras objetivas, quedan sepultadas bajo sus artimañas electorales.
Así que me gustaría compartir mi versión como alumna de secundaria de la escuela pública. No creo en partidos políticos ni me importa a quién le bajen el sueldo o le suban dos horas, me importa mi futuro y el de mi generación.
Hace una semana que comencé 1º de Bachillerato en un instituto de Getafe. No es una mala zona, no hay mucha pobreza y sé que debo considerarme afortunada. No puedo imaginar cómo está la situación en otros institutos de zonas más pobres aquí mismo, en Getafe. No sé si creerme las cosas que me cuentan sobre más de 40 alumnos hacinados en aulas sin material, con profesores más preocupados por salir vivos del aula que por conseguir un buen nivel.
En el mío somos 30, 37 y 33 alumnos de 1º de Bachillerato en las 3 clases. Pensábamos que habría 4 clases, porque hay cuatro opciones de Bachillerato, pero las letras puras (Griego y Latín) han sido desterradas. La profesora de Latín nos decía que estaban protegidas por ley, así que no entiendo cómo ella, junto con mis compañeros que querían estudiarlas, se han tenido que marchar del instituto.
Esta semana no hemos dado prácticamente clases útiles, mi instituto está sumido en el caos. Hemos cambiado de tutor un par de veces por los desajustes en los horarios. Al no haber clase de tutoría no hemos podido elegir delegado, el que se encarga de cerrar el aula con llave durante los recreos, por lo que debemos llevar siempre encima la mochila para evitar los robos. No hay profesores de guardia para vigilar a los alumnos que están solos cuando algún profesor falta, ni siquiera a los más pequeños, recién llegados a secundaria. Los horarios son provisionales, cualquier nuevo cambio ordenado desde la Administración trastoca las clases de todos y exige rehacer toda la organización.
Tengo tres profesores, de lengua, mates e inglés, que en realidad son “medios” profesores. Trabajarán media jornada en mi instituto y la otra media en otro, aunque el descontrol es tal que todavía no han mandado ninguno desde la Administración. Mientras tanto estamos parados durante estas tres horas, o a veces nos juntan en el aula grande a los tres bachilleratos (los 100 alumnos) con un solo profesor para que no perdamos el tiempo. (más…)