Preguntas Frecuentes sobre los recortes…

Publicado: 9 noviembre, 2011 en Información

El Francisco Umbral se mueve

En las siguientes líneas se va a tratar de rebatir la afirmación de la presidenta de la Comunidad de Madrid cuando dice que no se merma la calidad de la Educación Pública con las medidas tomadas.

El inicio del problema hay que situarlo en la comunicación del cupo[1] de profesorado a los distintos centros. Esto sucede en paralelo con la publicación de las ya famosas instrucciones de inicio de curso.

Quienes trabajamos en esta profesión hemos visto claro el ataque a la enseñanza pública, y por eso hemos salido a la calle, haciendo uso de nuestro derecho a la huelga. A diferencia de otros trabajadores, se nos ha denigrado públicamente y ahora se nos está presionando de todos los modos posibles, sin que haya la más mínima intención de negociar:

  • Se ordena la retirada de las pancartas de los centros. En algunos, hasta se requisan. En otros, se expedienta al director (IES Matías Bravo).
  • Se impiden las reuniones de profesores, padres y alumnos.
  • Se impiden actividades de recuperación de clases con alumnos de 2º de Bachillerato.
  • Se pide identificar a los profesores que participen en encierros y otro tipo de protestas.
  • Se refuerza al personal de Nóminas para poder descontar en una misma mensualidad todos los días de huelga acumulados.

Todo esto no importa, seguimos pensando que tenemos que defender la Educación Pública.

Las versiones que se están dando en los medios de comunicación están bastante alejadas de la realidad, y sólo cuando se explican, puede entender uno la magnitud del problema. No estamos reclamando un tema laboral. Por eso, se hace este análisis crítico de las excusas puestas por la Consejería de Educación y el Gobierno de Madrid.

Hay menos alumnos matriculados, por tanto se necesitan menos profesores.

Casualmente, vemos como aumentan el número de grupos de alumnos en los centros de Educación Secundaria. Pongo como ejemplo mi centro:

  • 18 grupos de alumnos el año pasado, 498 alumnos matriculados en Octubre.
  • 19 grupos este curso.

El número de grupos lo otorga el servicio de Inspección.

El número de alumnos por clase (la ratio) aumenta según el nivel: a veces se supera el número de alumnos máximo permitido en las asignaturas optativas, a veces en los propios grupos, y la Inspección Educativa lo acepta, aun a sabiendas de que es ilegal.

Los alumnos de ahora no son como los de antes, demandan mucha más atención, por lo que cuando el grupo es numeroso, los alumnos no aprenden igual.

La tutoría grupal se cambia por una hora de refuerzo, se mejora la calidad de la enseñanza.

Según las instrucciones de principios de Julio, la hora colectiva de tutoría, pasa a ser una hora más de clase.

A finales de Julio se matiza que los centros elijan entre reforzar las distintas áreas o tener hora de tutoría con alumnos. Sin embargo, no se aumenta el cupo de profesores, a pesar de esa hora extra de clase que acaba de aparecer… por eso muchos centros optan por eliminarla.

Los que deciden NO tener tutorías grupales, a veces aún a pesar de la opinión de su claustro, no tienen en cuenta las necesidades del alumnado: amplían las horas a criterio de Jefatura, o incluso de Inspección Educativa y no de lo que necesita el alumno. Es posible que se esté reforzando en Inglés a un niño que necesita más ayuda en Matemáticas.

Por otro lado, se está discriminando a los chavales que reciben tutoría o no según el centro al que vayan o el nivel que cursen, pues hay centros que eligen tener tutoría lectiva según el nivel.

Sostenemos que la tutoría es fundamental en cualquier nivel, en primer ciclo por el cambio de etapa, en el segundo por la orientación académica, hacia FP o Bachillerato.

Por tanto, el alumno y su familia salen perjudicados.

La Tutoría no desaparece, porque será individualizada, y, por tanto, más efectiva.

En los centros que deciden tener tutorías individualizadas, Jefatura de estudios debe organizar los horarios para que cada tutor reciba al menos a cada alumno una vez al trimestre (la cita es semanal).

Si un grupo tiene 25 alumnos, necesitaríamos trimestres de 25 semanas lectivas, según las indicaciones de la Consejería. Como el año tiene 52 semanas, habrá que recibir a 2 alumnos por día…

Estos alumnos serán atendidos a séptima hora, lo que, generalmente, para ellos suele implicar un castigo. No quieren asistir porque no es una hora de clase.

  • ¿Cómo se dialoga con un alumno enfadado, que no entiende por qué le castigas?
  • ¿Qué ocurre si el tutor cita y los alumnos no van?
  • ¿Qué ocurre si el tutor cita a dos alumnos y uno tiene que esperar en el pasillo? ¿Quién le atiende mientras tanto?

Y no me pongo en el caso de que el grupo tenga 33 alumnos, que los hay (suponiendo que no se comete la ilegalidad de tener 34 alumnos en ninguna clase de la ESO).

Además, hay que sacar algún momento para elegir delegado, darles charlas de orientación académica y solucionar problemas colectivos… O se usa la hora extra o, con el planteamiento anterior, para esto no hay sitio en el calendario. Aclaración: la hora extra no tiene por qué impartirla el tutor.

Nuevamente, se perjudica al alumnado.

No es cierto que profesores no especializados en una asignatura estén impartiéndola.

Ya han salido en los medios de comunicación diversos profesores que aseguran que, desde las directivas de los centros, se les han “ofertado” asignaturas de las que no tienen ni idea.

Esto ocurre porque en su departamento no hay horas suficientes para que impartan sólo su asignatura (por eliminación de las horas de jefatura de departamento, tutorías y el aumento de horas de todos los profesores).

La solución suele ser buscarle algo que pueda impartir, aunque, según la normativa, esto es bastante difícil o imposible. Una profesora de Música ha compartido horas con Dibujo, después con Historia y ahora, tras un apaño administrativo, parece que finalmente, sólo dará Música. Todo esto en el transcurso de medio mes.

En la práctica, permitir estas situaciones constituye una estafa al alumnado y a su familia. No es cierto que cualquiera pueda impartir cualquier cosa. Si nos vamos a limitar a leer el libro de texto con ellos, entonces sí.

Si algún profesor protesta porque se le da una asignatura que no conoce, se le indica, siempre sutilmente, que puede no tener plaza en el centro, o tener que compartirlo con otro o incluso ser devuelto a la lista para ser mandado mucho más lejos aún.

Si así el docente cede, se le obliga a firmar un documento donde aceptan impartir estas clases (y de paso se les calla ante los medios de comunicación). Si no, se cumple la amenaza.

Los centros funcionan perfectamente.

Recientemente, la asociación de Directores de IES, ADIMAD, ha publicado un comunicado en el que culpabiliza a la Consejería directamente del caos organizativo en el que están sumidos los centros, cuando ya llevamos medio mes de clases: raro es el centro que no ha tenido que cambiar su horario, o que no está pendiente de ello.

Por otro lado, está el tema de las guardias.

No hay profesores suficientes de guardia antes las eventuales faltas (más que justificadas, por lo que no podemos hablar de absentismo) de un compañero. Esto es así aun sin cumplir el convenio de los profesores.

Ejemplo, mi centro (43 profesores).

Si hay 3 horas de guardia por cada profesor (quitando a los 4 miembros del equipo directivo) se tendrían 117 horas de guardia a la semana, 24 horas a la jornada.

Si cada día se cubren 7 periodos (y aunamos aquí séptimas horas, primeros y segundos recreos), son 3 profesores de guardia en cada momento.

Como la Comunidad no quiere enfrentarse a demanda judicial alguna por violar el convenio, cede parcialmente, y baja el número de profesores con 3 guardias, por lo que habrá horas en las que sólo 2 profesores puedan hacerse cargo de las ausencias eventuales de compañeros, e imprevistos (que también pueden surgirle al equipo directivo y faltar estos a sus clases). Los días que haya accidentes en las vías de acceso pueden ser un caos.

¿Qué pasa con los talleres y laboratorios?

Con las instrucciones del año anterior había margen de maniobra para sacar desdobles o laboratorios dando más horas de clase. Un ejemplo práctico: departamento de 2 personas:

  • · Antes tenían obligación de impartir 16+18= 34 horas de las 39 posibles. Con 5 horas se puede sacar uno desdoble o 5 laboratorios/talleres semanales.
  • · Ahora son 18+20=38 horas. Quedan 3 horas posibles.

De estas 3 horas, prácticamente ningún equipo directivo las concede, por el tema de las guardias.

Precisamente por este tema también, se da orden de eliminar las horas de preparación de prácticas en los departamentos que puedan tenerlas, por lo que la pérdida es evidente.

Optatividad y modalidades:

Para poder ofertar optativas, se establece un coeficiente en función del número de grupos. Cada año este coeficiente se va reduciendo, y, de paso, se van endureciendo los criterios para abrir una optativa o una modalidad de Bachillerato.

Ejemplo. Para abrir una modalidad en Bachillerato, se necesitaba un mínimo de 10 alumnos matriculados. Cuando se tiene un grupo mixto de ciencias y letras, el mínimo baja a 5. Años anteriores se han autorizado modalidades con 5 e incluso 3 alumnos.

Este año, con 6 personas interesadas en seguir la modalidad científica con Dibujo Técnico, se les obliga a coger Biología porque Inspección no lo autoriza. Estamos pendientes de ver si se autoriza la de Latín y Griego.

¿Afecta a las actividades extraescolares?

Puesto que cuando no se dan clases, lo prioritario son las guardias, pero también la coordinación con el resto de los compañeros y la atención a las familias.

El resultado es que se tiene menos tiempo para organizar actividades: salidas extraescolares, jornadas culturales, viajes fin de curso… Y justo lo que demandan las familias es mayor grado de implicación de los profesores en otro tipo de actividades que mejoren la convivencia en el centro.

Hoy por hoy no se puede asegurar que se haga lo mismo que en años anteriores.

La Biblioteca del centro ¿va a funcionar?

Puesto que las guardias se convierten en algo prioritario, las bibliotecas no van a estar disponibles para el alumnado en todos los momentos que se debiera.

Algunas de ellas quizás no vuelvan a funcionar nunca.

No hay recortes, hay redistribución de efectivos.

Veamos si es cierto.

  • El curso anterior, éramos 52, pero agrupando los de media jornada, resultaban 49’5 profesores.
  • En la situación actual del centro, tras las movilizaciones, somos 43 profesores (en Julio íbamos a ser 40).

Vamos a ver si los alumnos pierden horas de clase o no. Hagamos cuentas sobre las horas de clase que se imparten semanalmente:

  • Con las instrucciones anteriores, había 49,5, de ellos, 12 jefes de Departamento.12×16+37’5×18= 867 horas de clase semanales.
  • Con las instrucciones actuales hay 43 profesores, de ellos, 12 jefes de Departamento. 12×18+31×20= 836 horas de clase semanales.

Son 31 horas de clase que se han robado a los alumnos (si se hubiera mantenido el cupo de 40 profesores, hablaríamos de 91 horas). Pueden parecer pocas, pero con 31 horas se pueden atender a los alumnos que presentan más problemas cognitivos, a los que tienen un ritmo más lento o a los que carecen de la base adecuada… Por ejemplo, 31 horas son 7 grupos desdoblados (en asignaturas de 4 horas semanales). Si convertimos los desdobles en grupos flexibles, se pueden sacar de aquí desdobles de laboratorios, talleres, etc., (que son una hora a la semana).

En este cálculo se está obviando que muchos compañeros daban más del mínimo de horas de clase. Este año, se está evitando esto, por el tema de las guardias.

¿De dónde sale el número de profesores no contratados?

Cuando un trabajador temporal acaba su contrato, ¿consideramos que se le despide o no? Para nosotros son compañeros despedidos.

Las horas de clase perdidas (junto con las que se aumentan al resto) suponen también menos compañeros interinos trabajando (3000 según los sindicatos, 2600 según la FAPA Giner de los Ríos, 1783 según la Consejería) pero también suponen compañeros desplazados de su centro por falta de horas de docencia, reducción del número de profesores de un departamento (con la imposibilidad física de desdoblar grupos) y casi 1200 compañeros funcionarios de carrera en expectativa, que en Julio no tenían destino. La mayor parte ha conseguido poder trabajar, pero hay otros cuyo futuro es incierto y trabajarán cubriendo sustituciones, como si no hubiesen ganado la oposición.

Se han contratado ya casi 1000 interinos ¿se acaba el conflicto?

Aún faltan funcionarios de carrera por colocar.

Además, la Comunidad de Madrid, contabiliza personas, pero no jornadas. Muchos de estos interinos están a media jornada, pero los hay con un tercio. Sin embargo, con frecuencia, deben acudir todos los días al centro, lo que imposibilita simultanear su trabajo con otra actividad.

El departamento de Orientación.

Es uno de los que más recortes sufre.

2 personas menos implican 36 o 40 horas menos de atención a los alumnos con problemas.

Será que atender a los alumnos que no están en la media no debe ser rentable. No olvidemos que hay alumnos que pueden tener problemas leves, pero también los hay con trastornos de déficit de atención o de altas capacidades intelectuales. Ahora hay menos personal especializado atendiéndoles de forma menos individualizada.

Ante el comentario de que en la educación concertada hay más número de alumnos discapacitados…quienes trabajamos en la escuela pública, lo dudamos. Cuidar de un hijo discapacitado, es caro de por sí. Queremos calidad para estos alumnos, estén en el centro en el que estén. Eliminando servicios, estamos empujando la escolarización hacia un cierto sector.

El coordinador TIC.

Quizás su papel no sea importante, quizás sí…

En un contexto en el que desde la Consejería se habla de centros de Innovación Tecnológica, se quieren enviar pizarras digitales usar lo multimedia, los blogs, las wikis o Internet como herramientas pedagógicas, la persona que se encarga de vigilar el buen estado de las infraestructuras de comunicaciones (conectividad en las aulas), mantener los ordenadores, formar e informar a los compañeros, darles sugerencias sobre nuevo software, pero también se encarga de actualizar la web del centro, distribuir los recursos TIC… Esta persona se ve privada de horas para atender su trabajo, pues tiene las mismas clases que dar, las mismas guardias que hacer y reuniones a las que asistir que los demás profesores: no le queda tiempo para atender esta tarea extra.

Así, podemos despedirnos de un adecuado funcionamiento de las aulas de informática o de poder ayudar a quienes tienen problemas para dar sus clases con nuevas tecnologías. Esto, en un momento en el que se habla de ellas como un posible factor para solucionar el fracaso escolar, por su capacidad de motivar al alumnado, carece de todo sentido… ¿A quién se perjudica con esto? Sin duda, a los alumnos.

Se ha hablado de que se desgravan las enseñanzas en privada, pero también sirven para la educación pública.

Según la Comunidad, ahorrará 80 millones de euros, muy necesarios habida cuenta de las famosas declaraciones de “No tenemos un p… duro”. Pero es que claro que son necesarios, pues se van a conceder desgravaciones fiscales por un montante total de 90 millones a los usuarios de la enseñanza concertada y privada. En resumen, el dinero de unos, va para los otros.

Esto empezó ya en el ejercicio 2009 cuando se aprobaron las medidas de deducción de gastos en la escolaridad obligatoria cuando no gratuita: uniforme o vestuario de uso exclusivo escolar, mensualidades o aprendizaje de idiomas extranjeros tanto en actividad extraescolar como educación de régimen especial (EOI).

El montante total de la deducción no podía exceder los 500 euros por hijo y beneficiaba a aquellas familias cuyos ingresos no superasen los 10.000 euros anuales por miembro de la unidad. Es decir, una familia de tres miembros podía acogerse a esta medida si su renta no superaba los 30.000 euros al año.

Los uniformes y las actividades extraescolares suelen aparecer en la enseñanza concertada, si bien algún centro público también lo hace. La desgravación alcanza a las E.O.I.

A finales de 2010, para el ejercicio 2011 se aprueba la LEY 9/2010, de 23 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y Racionalización del Sector Público que modifica a la anterior en su artículo 11.2, quedando redactado así:

2. La base de deducción estará constituida por las cantidades satisfechas por los conceptos de escolaridad y adquisición de vestuario de uso exclusivo escolar de los hijos o descendientes durante las etapas de Educación Básica Obligatoria […], así como por la enseñanza de idiomas, tanto si esta se imparte como actividad extraescolar como si tiene el carácter de educación de régimen especial. Dicha base de deducción se minorará en el importe de las becas y ayudas obtenidas de la Comunidad de Madrid o de cualquier otra Administración Pública que cubran todos o parte de los gastos citados.

Es decir, se abre la puerta a la deducción de los gastos de matrícula en la enseñanza privada.

4. La cantidad a deducir no excederá de 400 euros por cada uno de los hijos o descendientes que generen el derecho a la deducción. En el caso de que el contribuyente tuviese derecho a practicar deducción por gastos de escolaridad, el límite anterior se elevará a 900 euros por cada uno de los hijos o descendientes.

Se rebaja la cantidad que podría deducirse un usuario de la educación pública anteriormente afectado por la norma, primando a la enseñanza privada, que es la única que puede cobrar gastos de matrícula, hasta 500 euros adicionales por hijo.

Por cierto, que no viene recogido en el texto de esta ley, pero sí se ha difundido a través de ACADE (Asociación de centros Privados) que se eleva el límite de renta máxima, de los 10.000 a los 30.000 euros por unidad familiar. Esto supone que una familia (matrimonio e hijo) con 90.000 euros de renta, también puede deducir estos gastos.

Si tenemos en cuenta que los centros privados y concertados rondan el 45% en Madrid, los cálculos de que se han dado en prensa, de 90 millones de euros en desgravaciones, tienen bastante lógica.

Por todo esto, hay motivo para salir a la calle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s