Archivos de la categoría ‘Cartas’

Carta de Lara Fog en Facebook

Publicado: 9 noviembre, 2011 en Cartas

Soy profesor/a, y me honro de serlo y me enorgullezco de mi profesión. Sí, tengo dos meses de vacaciones y un horario de docencia directa bastante denso.
Soy profesor/a, trabajo en el aula y fuera de ella y la gente no lo sabe y a mí no me importa.
Sí señores, soy profesor/a, con oposición, pertenezco al cuerpo de funcionarios.
Soy profesor/a y no discuto los días de descanso de los bomberos, ni l…os de los funcionarios de prisiones.
Soy profesor/a y cuando voy al médico no le discuto su diagnóstico, sólo espero que me cure.
Soy profesor/a y cuando voy a mi abogado no le discuto de leyes, sólo espero que me defienda.
Soy profesor/a y cuando voy por la autovía, conduzco con confianza porque sé que la diseñó un ingeniero de caminos.
Soy profesor/a y vivo en una casa tranquila, la casa que proyectó en su día un arquitecto.
Y ustedes ¿quiénes son? ¿Por qué se atreven a decir que trabajo poco y mal?
Soy profesor/a y enseño cada día el camino a seguir para conseguir las competencias de una profesión.
Soy profesor/a y recojo cada curso a un montón de chavales de los que aprendo tanto como ellos de mí.
Y ustedes ¿quiénes son? ¿Por qué se atreven a decir que trabajo poco y mal?
Soy profesor/a y trabajo cada día con personas sensibles y frágiles porque aún no han alcanzado la madurez.
Soy profesor/a e intento inculcar trabajo, esfuerzo y dignidad para alcanzar el éxito personal.
Y ustedes ¿quiénes son? ¿Por qué se atreven a decir que trabajo poco y mal?
Me bajan el sueldo, me suben las horas de trabajo, me incrementan los alumnos en el aula…YO SÉ QUIÉN SOY
Pero… ustedes ¿quiénes creen que son?


de Teresa Esteban, el Martes, 01 de noviembre de 2011 a las 13:51

A principio de los 90 el número de centros concertados en la enseñanza obligatoria era escaso. Se limitaba:

  • All grupo de centros, la mayoría en barriadas obreras, que tuvieron subvención del Estado durante la época de Suarez y pervivieron despues del cierre de todos los que no reunian unas condiciones mínimas para la educación.
  • A las filiales de los institutos que existían antes de la LODE y que eran, en alguna medida,  centros publicos de gestión privada o privados en los que trabajaban funcionarios públicos.
  • A estos se unieron posteriormente un escaso grupo de centros, todos en barrios obreros, y cuyo alumnado carecía de recursos o eran minorías etnicas.

En estos mismos años se empieza a evidenciar un fuerte aumento de grupos inmigrantes y de población gitana que se incorpora a las escuelas públicas. Y, ese alumnado obliga complejizar el trabajo de el profesorado de los centros. Esta cambio adaptativo que se produce por diversidad del alumnado facilita el lema “no convirtamos a las escuelas publicas en guetos”, repartamos alumnos entre todos los centros, evidentemente concertados. Pero el número de centros concertados es pequeña y el grupo a repartir grande. La dedución es sencilla hay que concertar más y más y, más centros … despúes hay que concertar la educación infantil 3-6, porque si no, los inmigrantes que inician su escolaridad en un centro público pueden no querer cambiarse al concertado a los 6 años y  los centros públicos se llenaran de inmigrantes, se habrá formado un gueto.

Y, se siguió concertando ya en una carrera imparable, que los propulsores del reparto de alumnos (los más extremistas decían que había que poner autobuses y repartir a los alumnos de los barrios pobres, gitanos, inmigrantes entre el resto de los barrios), propiciaron, nunca sabré si consciente o inconscientemente. Despues los intentos de frenar esta deriva, con la cesión de suelo público a centros que nacían concertados, no tenido suficiente fuerza para revertir la situación. Hoy ya no hace falta la excusa del reparto de alumnos, hoy con una mayoría de la población que vota derecha, basta decir que los centros privados son más baratos (hoy se están marchando los inmigrantes) y que el profesorado de la pública es más caro o que los padres tienen derecho, no a una educación gratuita, sino a una ideología gratuita impartida por partidarios de esa ideología.

Analicemos; el corto plazo visceral no suele ser el mejor consejero. Aprovechemos el debate social generado por las movilizaciones y busquemos la forma de reconquistar el terreno perdido. Y tomemos nota de las contradicciones propias, con el fin de no repetir errores.


Hola, compañeros.

Después de más de un mes de lucha, me atrevo a enviaros un texto (laaaaaargo) que escribí ayer (día 19 de octubre de 2011). Podéis hacer cuatro cosas:

1. Ponerme a partir de ahora en correo no deseado.

2. Borrar el mensaje porque tenéis mucho lío y entiendo que soy y siempre he sido un “pesao”.

3. Leer alguna parte, así por letras. La “Z” de Zancadilla, la” M” de Manifestación…

4. Leerlo todo, con calma (os llevará un tiempo) y difundirlo todo lo posible.

 Hagáis lo que hagáis, seguiré pensando que sois unos seres humanos magníficos. Desde mi casa, en mi séptimo día de huelga, gracias por soportarme, aunque sea muy de cuando en cuando y en la distancia. Ahí va el Ebro:

 ABECEDARIO DEL CONFLICTO DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA EN MADRID

DE LA A A LA Z.                                                       En Madrid, a 19 de octubre de 2011.

Por Juan José Jiménez Blázquez, profesor de Plástica.

Aguirre, Esperanza

Política que gobierna la Comunidad de Madrid, bajo cuyo mandato ha descendido, hasta el 52%, el porcentaje de alumnos que van a la Pública. Algunos estudios afirman que, de seguir así, en diez años se verá reducido a un tercio.

Ha mentido diciendo que los docentes trabajan 18 horas semanales, aunque luego ha pedido perdón. También ha afirmado que “los que van a las asambleas son los que en agosto pegaban a los peregrinos” y ha sugerido, muchísimas veces, que este conflicto es político. Es cierto. Es contra su decisión, una decisión política. Suele pasar en Democracia. Los conflictos, cuando no suceden en Democracia, se llaman revoluciones.

En mi centro, hay gente que la vota. Otros, no.

Biblioteca

Lugar donde se compran, aceptan, organizan, catalogan y prestan libros, revistas, periódicos, discos, cómics, películas… Requiere un esfuerzo ímprobo y sustanciosos presupuestos para que tenga utilidad y sea el oasis de cultura y saber que pretendemos.

En mi centro, ha pasado de abrirse más de 20 horas a sólo los recreos. Estamos, además, en números rojos y yo dimití como coordinador al ver que en mi horario sólo tenía 30 minutos disponibles a la semana para dedicarle, en un recreo, y sin ningún compañero de apoyo. Cientos de ejemplares (la mayoría, donaciones) esperan su catalogación.

Concierto

Procedimiento por el cual la Administración paga a alguien para que se ocupe de llevar un centro educativo, lo que resulta más barato que montar uno nuevo. Por ejemplo, el Tajamar, vinculado al Opus Dei y que separa niños y niñas. Por ejemplo, los dos centros que ocupan dos de las tres parcelas de suelo público del PAU de Carabanchel. Los profesores que allí trabajan suelen tener peor horario y peor sueldo que los de la Pública. Y no han aprobado ninguna oposición para ocupar su puesto de trabajo.

La OCDE reconoce que los resultados académicos están condicionados por el nivel socio-económico de las familias y que, en iguales condiciones, la Pública obtiene mejores resultados. ¿Quién habla de esto en los medios?

En mi centro, varios docentes trabajaron antes en la privada y concertada. Sin embargo, no conozco ningún caso de trasvase a la inversa. Quizá pronto comiencen a producirse.

Desdoble

Procedimiento por el cual se separa un grupo en dos por razones operativas y didácticas: Idiomas, Física y Química, Plástica… utilizan este método para poder trabajar de modo práctico, lo que sería imposible con un curso de, digamos, 30 alumnos.

En mi centro, en la práctica, han desaparecido los desdobles. ¿Quién sale perjudicado con todo esto?

Educación

Los cimientos del edificio. Las raíces del árbol. La base de cualquier civilización. Los países con mejor calidad de vida invierten todos en este concepto, y generosamente. Un reciente estudio demostraba que un euro gastado ahora en educación representa cuatro para la sociedad en un futuro. El problema es que los resultados de esta inversión se ven a largo plazo, y las legislaturas sólo duran cuatro años.

En mi centro estamos muy preocupados por qué alumnos tendremos dentro de dos décadas y cómo iremos por la calle con tanto joven desasistido como vamos a tener.

Figar, Lucía

Consejera de Educación, cuyos padrinos políticos fueron J. M. Aznar y Alejandro Agag y que pertenece al grupo Comunión y Liberación. En una de las reuniones de esta organización (hay una grabación) explicó cómo creía ella que había que llevar una buena política educativa: cediendo suelo público para centros privados/concertados y dejando la enseñanza de los centros públicos en manos privadas. Todo lo que se pueda. Su primera intervención pública de calado fue intentar dar a una contrata un instituto construido con dinero público (el Miguel Ángel Blanco, de El Álamo) aduciendo que no había fondos para dotarlo.

En mi centro, y en otros, se dice mucho eso de “Lucía Figar, al rincón de pensar”.

Guardias

Llevar a un niño al ambulatorio por una contusión, atender a un chaval que se encuentra mareado, cubrir a un compañero porque operan a su madre, adelantar una clase porque hay otro profe en una actividad extraescolar, vigilar el patio, controlar la puerta para que no se cuele nadie de fuera durante el recreo… Sin guardias bien organizadas, ningún centro puede funcionar en condiciones mínimas.

En mi centro, se ha votado mayoritariamente no hacer actividades extraescolares porque no hay profesores para cubrir el hueco que dejan los que salen. Antes había tres o cuatro por hora (tenemos dos edificios). Ahora hay dos, uno o ¡ninguno! Si a última hora sucede algo grave, confiaremos en el ángel de la guarda. ¿Quién es responsable de los alumnos?

Huelga

Recurso y derecho de los trabajadores para presionar a los que mandan. Si tu jefe es Renault, pues dejas de hacer coches. Si es McDonalds, pues hamburguesas. Si eres profe, intentas que los políticos se preocupen al ver que los progenitores se enervan porque sus hijos no tienen clase. Y sí, hay elecciones y confiamos en que esto les haga reaccionar. Porque la memoria es frágil y lo que más preocupa a un político es que no le voten. Resumiendo: Renault: coches. McDonalds: hamburguesas. Educación: ¿alumnos? Noooo: votos.

En mi centro, hay gente que ha intentado dar clase a chicos cuyo profesor estaba en huelga. También he visto secundarla a personas que jamás pensé que protestarían por nada. Gracias. Aunque sólo sea por esto, ya me merece la pena todo el dinero que me van a quitar.

Interino

Profesor que o bien no ha aprobado la oposición o bien lo ha hecho (incluso varias veces) sin que haya plaza para él. Empezaron quitándoles el sueldo durante el verano y ahora los están contratando ridículamente. Se dan casos de que una plaza ha sido cubierta por tres interinos, cada uno contratado a un tercio de jornada. No se ha despedido a ninguno de los entre 1000 y 3500 (según fuentes) que se han comentado. Simplemente, no se les ha renovado el contrato.  A esto se le llama maquillaje.

En mi centro, hemos pasado de 65 a 54 profesores en dos años (algunos, a media jornada). No todos eran interinos. Unos se jubilaron y su baja no se cubrió. Otros eran funcionarios y salieron desplazados. Y muchos eran interinos. Uno de ellos, en el paro, aportó su dinero para el fondo de lucha y trabajó codo con codo en todas las movilizaciones. Hoy día está trabajando. A un tercio de jornada.

Jornal

Sueldo, salario. Nos quitaron una parte hace meses y nos sentó mal. Sobre todo, viendo que nuestros políticos cobran casi el triple que nosotros y no se ruborizan. Todos nosotros tenemos estudios superiores, no como algún asesor que insulta en internet al centro en el que estudió (sí, él pasó por el colegio Concepción Arenal (más…)

Las diez omisiones de Figar y Aguirre

Publicado: 12 octubre, 2011 en Cartas, Opinión

. Morales*.-

A lo largo de estos meses hemos podido leer y escuchar algunas declaraciones de la Consejera de Educación, Lucía Figar, y de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sobre los “ajustes” que se están llevando a cabo en la comunidad. El discurso ha sido repetitivo y ha calado en la sociedad del mismo modo que lo hacen las canciones pegadizas. Sin embargo, muchas de sus declaraciones se vienen abajo desde el momento en el que uno trata de escarbar entre tanta información. He aquí algunas de sus omisiones:

1. En Andalucía la Junta ha ampliado el horario lectivo de los profesores a 21 horas y allí nadie se ha quejado porque gobiernan los socialistas.

En Andalucía los docentes tendrán los motivos que sean para quejarse, pero desde luego, no se quejarán por tener más horas lectivas. A pesar de la insistencia en ello, esta pasada semana ya se encargó de desmentirlo el Consejero de Educación de la Junta de Andalucía, llevando consigo al Parlamento los horarios de todos los centros de Enseñanza Secundaria. Todos cierran por regla general, como dice la ley, a 18 horas.

2. Estos “ajustes” en ningún momento influyen en la calidad de la enseñanza.

Desdobles que deberían hacerse en 1º y 2º de ESO, laboratorios cerrados porque no se conceden horas para hacer el desdoble, bibliotecas cerradas por falta de horas para guardia de biblioteca… Si cogemos un centro al azar, probablemente la semana pasada faltaban unos cuantos profesores que llevaban sin venir desde principio de curso (bien porque faltaban “regalos” de medios profesores por nombrar o porque no se cubrían bajas maternales o por operación). A día de hoy, todavía faltan por nombrar profesores que dan clase en 2º de Bachillerato y que deberían haber estado en sus puestos de trabajo el 1 de septiembre, pero el caos organizativo que han provocado las instrucciones de principio de curso está haciendo que la adjudicación de plazas se esté llevando a cabo con un retraso sin precedentes. Los profesores tienen 2 horas lectivas más, lo que supone para muchos un grupo más de clase, 30 exámenes más, 30 redacciones que corregir, 30 cuadernos que revisar, 30 dudas más que resolver, 30 problemáticas más que conocer, 30 familias más que atender. Además, en la mayoría de los centros se están rehaciendo estos días los horarios al completo, incluso todavía no están cerrados los grupos. Se intenta funcionar con la mitad de guardias que el curso pasado, con un 10% menos de profesores y teniendo más alumnos. Por mucho que se quiera maquillar, todo esto tiene que afectar a la calidad.

3. Los profesores se movilizan cuando se les quitan liberados sindicales o cuando no se contratan a los interinos que ellos desean.

Al profesorado le da igual cuántos liberados sindicales hay, la mayoría ni siquiera está sindicado. Los profesores interinos están viviendo una situación dramática, pero pocos profesores funcionarios de carrera irían a la huelga y perderían 100 euros al día sólo por defender a los interinos. Aún así, hay que destacar que casi todos los interinos que se están contratando ahora (unos 1000) son para hacer sustituciones cortas o están con medias jornadas o incluso tercios o cuartos de jornada. Otros 2000 pasaron directamente al paro.

4. Los profesores no se movilizan ni los sindicatos convocan huelgas (más…)


Yo creo, con todos mis respetos, que hay todavía gente que no ha entendido de qué va esto. Sinceramente, quien pensara que con un mes de movilizaciones, Esperanza Aguirre (el político más cruel, mentirosa, manipuladora y sin escrúpulos que ha habido nunca en este país) se iba a poner de rodillas y nos iba a pedir perdón, estaba muy equivocado.
Llevo varios días escuchando esta cantinela: “Buah, esta gente no va a dar marcha atrás. No hay nada que hacer. Sí, hago huelga, pero no vamos a conseguir nada…”. Y alucino.
Esto va para largo. Pero para largo, y el que no lo asuma, mal lo lleva. Hay gente que lleva más de 3 meses dejándose los huevos denunciando todas las mentiras y todas las vejaciones de estas tipejas, informando a diestro y siniestro y participando en todo lo que pueden (unos haciendo huelga y, otros, no por no poder estar trabajando). Se ha conseguido mucho más de lo que el más optimista podía pensar en el mes de julio:
– Huelgas de un 70% en un colectivo tan complejo como éste.
– Manifestaciones de 70.000 personas.
– Multitud de acciones de todo tipo: encierros, quedadas, pitadas, concentraciones, marchas… Todos los días hay varias, todos los días.
– La prensa nacional pendiente a diario de la Marea Verde.
– Una organización asamblearia / sindical que no existía hace 30 años.
– Cientos de webs y blogs dando caña constantemente.
– Las redes sociales ardiendo de información cada hora, las 24 horas del día.
– Y algo emocionante: todas las AMPAS, la FAPA Giner de los Ríos y los padres de nuestros alumnos colaborando directamente en las movilizaciones, no apoyando únicamente. Están ahí, al pie del cañón con nosotros (encerrándose y acudiendo a las manifas). Y no hacen huelga, porque no pueden, que si no, la hacían muchos.
¿Creéis que no merece la pena seguir con esto? ¿Alguien piensa que habrá una oportunidad el año que viene o dentro de 5 o 10 mejor que ésta para seguir luchando? Si dejamos que todo se vaya ahora por el retrete, ¿habrá otra ocasión para volverlo a intentar con la comunidad educativa en pleno tan unida como ahora?
Yo entiendo todas las situaciones económicas. Y por eso se están haciendo calendarios medianamente compatibles con todo el mundo. Lo hemos dicho muchas veces: es mejor hacer 4 huelgas al mes con un 70%, que lanzar el órdago de una huelga indefinida y salvaje a la que el tercer o cuarto día igual nos quedábamos en cuadro (posiblemente, ojo, igual no… pero no me digáis que no es bastante probable).
  Hay gente que lo está pasando muy mal, os lo aseguro. Algunos estamos haciendo verdaderos equilibrios para llegar a fin de mes. Y me refiero a muchos interinos, sobre todo (también funcionarios de carrera). Algunos nos estamos buscando la vida como podemos para subsistir porque el paro no es suficiente y, aún así, estamos deseando que nos llamen para trabajar y para unirnos a las huelgas también.
Pero todos tenemos que tener en cuenta que esto puede ser largo. Y desanimarse cada día después de una huelga cuando vemos que Esperanza Aguirre no ha entregado la cuchara, me parece que no ayuda a nadie.
Dejar escapar esta oportunidad (no intentarlo hasta el máximo al menos) sería una rendición verdaderamente frustrante. Jamás estaremos tan lejos ni tan cerca de conseguir algo importante. Sencillamente, después de esto, será imposible.
Los que estén dispuestos a seguir luchando, tened en cuenta que, como poco, habrá que seguir igual que ahora durante los 2 próximos meses. Cada día que pasemos igual de unidos que ayer o que hoy, será un pequeño pasito que Aguirre y Figar tendrán que ir dando para atrás. Ahora aún parecen fuertes (aunque, os lo aseguro, no tienen ya el sillón tan pegado al suelo como hace 3 meses); pero dentro de unas semanas, si seguimos así, ya veremos cómo va la partida.
Yo creo que no podemos decepcionarnos a nosotros mismos ni a toda la gente que nos está apoyando (que son muchos, como vimos ayer por la tarde y como veis todos los días los que estáis trabajando en los centros). Cada uno que luche desde donde pueda y como pueda, pero todos somos importantes, creo yo.
Hay muchísimo a ganar y, la verdad, bastante poco que perder. Porque si nos rendimos ahora, no nos quedará nada y la Educación Pública, dentro de un par de años, será un reducto marginal de algo que una vez fue grande y hacía grande a un país.
Reflexionemos, por favor, y, en la medida de lo posible, evitemos un derrotismo que no nos lleva a ningún lado. Sobre todo después de jornadas como las de ayer y hoy, que han sido un ejemplo de unión y de fuerza.
Ayer escribía Isaac Rosa en Público que hay que echarle mucho valor para retar a un pulso a Esperanza Aguirre, supongo que muchos leísteis ese magnífico artículo. Venía a decir que juega tan sucio con sus rivales, que casi nadie se atreve a enfrentarse a ella con arrestos suficientes para ganar. Pues mira, siempre hay una primera vez. Igual vamos a ser los profesores de la Pública los que lo hagamos.            

Me gusta ser profesor

Publicado: 9 octubre, 2011 en Cartas, Opinión

sábado 8 de octubre de 2011

Publicado por Fernando J. López en ESO de la ESO

El pasado 5 de octubre tuve el honor de asistir  como ponente a una de las mesas redondas de la Jornada sobre Educación que se
celebró en la Asamblea de Madrid. En esa ponencia comencé hablando de algo que,  en este conflicto, no puede quedar oculto por las montañas de descrédito y  desprestigo que intentan hacer caer sobre nosotros, sobre los docentes: la pasión por nuestro trabajo. El amor  -vocacional, a menudo- por nuestro oficio. Al día siguiente, la manifestación y la huelga de los estudiantes de
Secundaria y Bachillerato me daban aún más argumentos -con esa magnífica lección de Educación para la Ciudadanía que nos dieron a todos- para justificar esa pasión por objetos tan prosaicos como la tiza y la pizarra.

Ahora, en estos días en que parece que, por las noticias (tan atroces y fascistas como esta) y los e-mails que recibo de algunos compañeros, se suceden las represalias, se nos convierte -a nosotros y a nuestras camisetas verdes- en objeto de persecución y se intenta instaurar la mordaza y el miedo, he decidido transcribir aquí esa ponencia, con el único deseo de hacer un homenaje
-y dar ánimos- a quienes nos estamos dejando la piel -y las ilusiones- en esta lucha. Una de las únicas huelgas y movilizaciones que yo recuerdo donde no se pide ni un solo euro. Donde el único dinero que pedimos es el que han quitado a nuestras aulas. A uestros
alumnos. Y a su futuro.

¿Excelencia?
 Me gusta mi trabajo. Y estoy seguro de que esa misma afirmación pueden hacerla muchos de mis compañeros, de los docentes que, estos días, nos sentimos agredidos y desprestigiados por aquellos que deberían escucharnos y defendernos, aquellos para los que es del todo incomprensible que pueda gustarnos llevar con nosotros –en la cabeza y en el corazón- la vida de cientos de alumnos cada curso escolar. Pero, aunque ellos –en su mezquindad- no lo entiendan, a muchos de nosotros nos gusta ser profesores, sí, a pesar de las dificultades que entraña este trabajo, de los múltiples problemas que hemos de afrontar cada día, de la cantidad de vidas –y de situaciones personales- que encontramos en nuestras aulas y ante las que hemos de ofrecer respuestas válidas y, sobre todo, constructivas. Para nosotros, los recortes tienen rostros y nombres –de alumnos desatendidos, de compañeros sin trabajo- y por eso nos hemos lanzado a la calle con nuestras camisetas verdes. Con nuestro grito a favor de la pública. Con la urgencia de insistir en que recortar en educación no solo no ayuda a salir de la crisis, sino que nos acabará hundiendo más en ella.
Quienes recortan en la pública –no para ahorrar, sino para favorecer otras fórmulas de escolarización que permitan el adoctrinamiento y favorezcan el elitismo social-, olvidan –a propósito, por supuesto- que los docentes trabajamos con personas, con adolescentes que están buscando su identidad en esa compleja franja que va de los doce hasta los dieciocho años, y por ello nos preocupa tanto que se nos quiten los medios necesarios para poder ofrecerles una educación pública, digna y de calidad. Una educación donde esa excelencia de la que tanto se habla se hace imposible si no disponemos de los recursos humanos necesarios para conseguirla.
Y es que resulta obvio que no se puede lograr la excelencia si en los centros aumenta el número de alumnos mientras disminuye el número de profesores. En mi instituto, por ejemplo, este curso hemos perdido a ocho compañeros. Ocho profesionales cuyas horas de dedicación es imposible cubrir por mucho que todos los que nos hemos quedado sumemos dos o hasta tres horas lectivas más.
Por eso, porque hay ocho profesores menos, este año, en mi instituto no habrá desdobles de lengua, (más…)

“Esos locos que enseñan. Yo los conozco.  Los he visto muchas veces. Son
raros. Algunos salen temprano por la mañana y están en el cole una hora
antes, otros salen del cole una hora más tarde porque tienen entrevistas con los padres que trabajan y no pueden acudir a otra hora, otros recorren todos los días más de 100Km . Están locos.

En verano les dan vacaciones,  pero no desconectan del todo,  piensan en sus clases,  preparan tareas para el curso siguiente. En invierno hablan mucho, siempre llevan caramelos de miel y limón en los bolsillos,  otros con una botella de agua a su lado. Su garganta siempre está dolorida, pero siguen enseñando, a veces fuerzan su voz,  pero siguen transmitiendo sus conocimientos con cariño e ilusión.

Yo los he visto, no están bien de la cabeza. Salen de excursión con sus alumnos y se encargan de gestionar autorizaciones, recogida de dinero y responsabilidad extra.

Qué será de ellos y ellas. Por la noche sueñan con el colegio, se les aparecen
planetas, ecosistemas y personajes históricos. He escuchado que llegan
cargados con cuadernillos y exámenes, que han corregido la tarde anterior
en su casa.  Son mujeres y hombres, casados, solteros,…de diferentes
edades, pero a todos les apasiona su trabajo, ver crecer a sus alumnos,
ayudarlos y conseguir de ellos ciudadanos competentes. Los he visto muchas
veces. Están mal de la cabeza.

Algunos dicen de ellos que viven muy bien, pero les han recortado el sueldo y siguen trabajando incluso más que antes, algunos no miran ni su nómina porque su pasión por la enseñanza los hace ciegos a pensar en el cobro. Disfrutan con lo que hacen, aunque haya padres que no los valoren, les critiquen e incluso les quiten autoridad, (a veces hasta les agreden), pero ellos siguen hacia adelante.

Están mal; por las tardes quedan para hacer cursos de formación y no les importa
perder tiempo de su ocio para reciclarse. Dicen que son autocríticos y que
hacen balance de sus experiencias educativas, que se frustran cuando no
salen las cosas como esperaban, que se alegran cuando sus alumnos avanzan.
Están mal de la cabeza, yo los he visto. Dicen de algunos que fueron muy
importantes, que siempre tienen palabras de aliento; dicen sólo que son
MAESTROS y que se sienten MUY ORGULLOSOS DE SERLO.  Si conocéis alguno
reenviarle estas palabras, quizá se sienta identificado”.

Los profesores que no existen

Publicado: 2 octubre, 2011 en Cartas, Opinión, Prensa

¿Hay docentes que tengan que impartir este curso asignaturas que no son parte de su especialidad? Esperanza Aguirre: “Eso es una nueva mentira, una falsedad”

El primer día que entre al laboratorio, Sonia Ures se sincerará con sus nuevos alumnos. “Este curso aprenderé Biología con vosotros”. Ellos ya la conocen. Es la profesora de Educación Física del instituto Gustavo Adolfo Bécquer (Algete), aunque este año le toque pasar tres horas semanales entre probetas impartiendo una asignatura de la que sabe bastante poco. Es diplomada en Educación Infantil y licenciada en Educación Física. A principio de curso se preparó una chuleta para dar la lección que aún no ha tenido que usar. Su clase se ha retrasado una semana. Los titulares de Ciencias Naturales, los de verdad, le están enseñando las nociones básicas. “Han pensado que necesito más preparación”, explica esta mujer menuda de 39 años.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró públicamente que era “mentira y una falsedad” que hubiera profesores que impartan asignaturas en las que no son especialistas. Y amenazó a quienes lo hicieran: “Si alguien da una materia que no es afín a su especialidad, irá la inspección y se le caerá el pelo a ese instituto y a ese profesor”. Ures se palpa la cabeza con sorna: “Lo que me faltaba”. Como ella, los otros cuatro profesores retratados en la portada, que posan juntos en un aula, han tenido que ponerse manos a la obra contra reloj para preparar asignaturas nuevas: Javier Rodrigo es profesor de Inglés reconvertido en un docente de Sociales y Lengua. Juan José Fernández dará Plástica además de sus clases habituales de Matemáticas, como ya había hecho anteriormente. María Jesús Sánchez se divide entre la Música y la Geografía e Historia. Y Juan José Talavera, que también es especialista en Música, tiene cinco horas de Lengua este curso.

Sus casos, con los de muchos otros, circulan por Internet en listados elaborados por los profesores. Una de las consecuencias (más…)

Se están poniendo nerviosos

Publicado: 27 septiembre, 2011 en Cartas

de María Ny, el Domingo, 25 de septiembre de 2011 a las 18:10 en FACEBOOK

Quien lo crea, bien; y quien no, también.

Digamos que conozco a alguien que conoce a alguien. Y este segundo alguien es un alguien con un puesto importante en la Administración. Muy importante. La situación, tras la enorme movilización demostrada la semana pasada, está así (y repito, no es opinión mía, sino de alguien que me inspira total confianza):Esperanza Aguirre y Lucía Figar están ciertamente desconcertadas y sorprendidas por todo el movimiento que se ha creado. No esperaban, ni de lejos, tanta resistencia y tanta unión. No saben qué hacer, porque tienen vías abiertas por todos los flancos. Hay voces discordantes en su partido con la forma en la que han llevado este asunto. Lucía Figar está preocupada porque es una política ambiciosa y piensa que esto puede ser una mancha demasiado grande para su futuro político. Ella es la delfina de Espe, que nadie lo dude. Piensa que si esto se le va de las manos, su futuro político puede estar comprometido. Y, ciertamente, la situación no la tiene controlada ni mucho menos (y es lo que más la agobia). De ahí el nerviosismo en las entrevistas y los tópicos a los que recurre siempre: el ataque a la profesionalidad de los profesores y la politización de esta protesta.Pero hay otra cosa más importante aún: en la Administración, y sobre todo en la Consejería, hay mucha gente que no está de acuerdo con las medidas de la Consejera y con la gestión educativa de la Presidenta. Ni en el fondo, ni en las formas, ni, desde luego, en el objetivo principal que persiguen, que no es otro que el que expresó Esperanza sobre los tramos educativos no obligatorios. Y no son 3 o 4 los que no están de acuerdo con ellas. Son muchos. Lo que pasa es que ellas no se dejan aconsejar por los verdaderos profesionales de la Educación que trabajan para la Administración. Pasan olímpicamente de ellos. ¿O alguien ha escuchado alguna voz de la Consejería que no sea la de Lucía Figar y sus 3 o 4 lugartenientes?Si seguimos así, con este nivel de participación, de movilización, de protesta, de información en los medios… y, sobre todo, si damos otra lección en las huelgas de los días 4,5 y 6 en las que estará convocada toda la comunidad educativa, no van a poder resistir tanta presión.Está en nuestras manos. Sinceramente, es casi imposible hacerlo mejor de lo que lo estamos haciendo. No la caguemos y sigamos igual. Cada iniciativa cuenta y suma. Las huelgas y (más…)

Carta de Elvira Lindo

Publicado: 24 septiembre, 2011 en Cartas

Confundir horas lectivas con horas de trabajo no es gratuito, es una manera de contribuir al lugar común de que los profesores trabajan poco. Tampoco es nuevo: siempre que se trata de estrechar los derechos laborales en la enseñanza alguien deja caer, como de manera inocente, que los docentes de la educación pública gozan de más ventajas que el resto de los trabajadores.

Por más que se informe sobre los desafíos a los que se enfrenta un profesor en nuestros días, siempre habrá un buen ciudadano que llame a la radio o escriba al periódico para informar, por ejemplo, de las largas vacaciones que disfrutan los maestros. Es un clásico. A los políticos se les llena la boca con que no hay inversión más útil en nuestro país que la destinada a educación, hasta que un día se ponen a hacer números y empiezan por ahí: prescindiendo de interinos y poniendo sobre los hombros de cada trabajador dos horas más.

Explicar que ser profesor no consiste solo en dar clase debería de ser innecesario. ¿Qué consideración se les tiene a los docentes si se extiende esa idea?

El profesor enseña, pero también corrige, ha de preparar sus clases, perder un tiempo precioso en absurdos requerimientos burocráticos y, en ocasiones, hacer labores de trabajador social. La educación requiere ahora más energía que nunca y no es infrecuente que el enseñante desarrolle patologías físicas o psíquicas. Su trabajo cansa, es más duro que muchos de los trabajos que nosotros realizamos.

Los niños y los adolescentes son grandes devoradores de la energía adulta. Los escritores que hemos visitado colegios e institutos lo sabemos: dos horas dando una charla ante una vampírica muchachada te dejan para el arrastre.

¿Cómo pretenden los responsables del injustificable derroche autonómico que se comprenda que el sacrificio ha de comenzar por los que ya están sacrificados?

CARTA ABIERTA DE UNA ALUMNA DE 1º BACHILLERATO

Publicado: 24 septiembre, 2011 en Cartas

Estos días han circulado por internet multitud de cartas abiertas de profesores tratando de explicar que no son dos horas, que no son ellos los más perjudicados. Que somos nosotros. Me indigna ver cómo todo su esfuerzo no sirve para nada en cuanto algún político deja caer frente a los medios que son unos vagos y que sus protestas se deben a esas dos horas que no dejan de mencionar. Nos manipulan como quieren, sus medias verdades aparecen en las primeras planas de sus periódicos mientras los hechos, las cifras objetivas, quedan sepultadas bajo sus artimañas electorales.
Así que me gustaría compartir mi versión como alumna de secundaria de la escuela pública. No creo en partidos políticos ni me importa a quién le bajen el sueldo o le suban dos horas, me importa mi futuro y el de mi generación.
Hace una semana que comencé 1º de Bachillerato en un instituto de Getafe. No es una mala zona, no hay mucha pobreza y sé que debo considerarme afortunada. No puedo imaginar cómo está la situación en otros institutos de zonas más pobres aquí mismo, en Getafe. No sé si creerme las cosas que me cuentan sobre más de 40 alumnos hacinados en aulas sin material, con profesores más preocupados por salir vivos del aula que por conseguir un buen nivel.
En el mío somos 30, 37 y 33 alumnos de 1º de Bachillerato en las 3 clases. Pensábamos que habría 4 clases, porque hay cuatro opciones de Bachillerato, pero las letras puras (Griego y Latín) han sido desterradas. La profesora de Latín nos decía que estaban protegidas por ley, así que no entiendo cómo ella, junto con mis compañeros que querían estudiarlas, se han tenido que marchar del instituto.
Esta semana no hemos dado prácticamente clases útiles, mi instituto está sumido en el caos. Hemos cambiado de tutor un par de veces por los desajustes en los horarios. Al no haber clase de tutoría no hemos podido elegir delegado, el que se encarga de cerrar el aula con llave durante los recreos, por lo que debemos llevar siempre encima la mochila para evitar los robos. No hay profesores de guardia para vigilar a los alumnos que están solos cuando algún profesor falta, ni siquiera a los más pequeños, recién llegados a secundaria. Los horarios son provisionales, cualquier nuevo cambio ordenado desde la Administración trastoca las clases de todos y exige rehacer toda la organización.
Tengo tres profesores, de lengua, mates e inglés, que en realidad son “medios” profesores. Trabajarán media jornada en mi instituto y la otra media en otro, aunque el descontrol es tal que todavía no han mandado ninguno desde la Administración. Mientras tanto estamos parados durante estas tres horas, o a veces nos juntan en el aula grande a los tres bachilleratos (los 100 alumnos) con un solo profesor para que no perdamos el tiempo. (más…)


Estimadas familias:

Esta carta pretende informarles sobre la situación que se presenta para este curso en la enseñanza pública de la Comunidad de Madrid, y concretamente, en nuestro instituto.

Los recortes presupuestarios para este próximo curso, afectan directamente a la educación de sus hijos, y deterioran de manera significativa la atención educativa y la calidad de la enseñanza a la que tienen derecho.

El 4 de Julio de 2011, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid dictó unas nuevas instrucciones que suponen un recorte sangrante del equipo de profesores en los institutos, que viene a sumarse a los sufridos en cursos anteriores, no solo en la plantilla sino también en medios materiales imprescindibles para una formación adecuada de nuestros alumnos.

Este nuevo recorte supone la pérdida de aproximadamente unos 3.000 profesores en toda la Comunidad. Concretamente en nuestro instituto se han perdido 11 profesores para este curso a los que se suman los 10 que perdimos el curso anterior, lo que supone un 21% de la plantilla.

Ante esta situación esperamos contar con su apoyo.
En la ESO, Bachillerato, y FP el recorte se traduce en la desaparición de:

  • Desdobles en idiomas: Lo que supone que su hijo pasa de ser atendido en un grupo de 15 a un grupo de 30 o más alumnos.
  • Recuperaciones de pendientes de lengua y matemáticas: Los alumnos afectados dejan de tener un profesor que les ayude a superar la materia, debiendo hacerse cargo las familias de buscar ayuda externa.
  • Programa de compensatoria: Se reducirán de forma significativa los apoyos a alumnos que tienen desfase y están en una situación de desventaja social, ya que se ha perdido un profesor especialista de este ámbito.
  • Tutorías grupales: Se pierde la hora lectiva semanal con el grupo de alumnos y la posibilidad de trabajar de modo adecuado con los alumnos actividades como:
    • 1. Orientación académica y profesional.
    • 2. Técnicas de estudio.
    • 3. Convivencia y resolución de conflictos en el aula
    • 4. Otros temas fundamentales como: prevención de adicciones, riesgos de internet, violencia entre iguales, violencia de género, educación sexual, etc
    • 5. Así mismo, será complicado un control adecuado de las faltas de asistencia de los alumnos y la gestión de la disciplina.
  • Formación Profesional: los recortes presupuestarios se traducen concretamente en:
    • La imposibilidad de la renovación de equipos y materiales necesarios para la realización de prácticas, imprescindibles para nuestro ámbito educativo (actualización de equipos informáticos, equipos de medida, etc).
    • La ampliación de la ratio dificulta considerablemente la prevención de riesgos en el aula teniendo en cuenta que en algunos talleres se utilizan herramientas peligrosas (radiales, soldadores, martillos, etc.)
  • Plan de lectura: En el curso anterior se inició un plan coordinado entre los distintos departamentos para fomentar la lectura entre los alumnos. Este año no hay horas que permitan desarrollarlo.
  • Biblioteca: No hay horario para la coordinación de la biblioteca, para atender el préstamo de libros a alumnos, los contratos de lectura, catalogación de nuevos fondos, …
  • Actividades extraescolares: No hay horas asignadas para la preparación y organización de todas las actividades extraescolares del centro. Será muy difícil llevar a cabo la Semana Cultural, con implicación de profesores, alumnos y padres.
  • Taller de teatro: No se podrá impartir por falta de profesorado de Lengua.

Otras consecuencias derivadas de los recortes:

  • Exámenes de septiembre: El hecho de no mantener los contratos hasta septiembre de algunos profesores interinos, ha supuesto que estos exámenes hayan sido corregidos por profesores que no conocen a los alumnos.
  • Aumento de la ratio: Aumento del número de alumnos por clase, superando en muchos casos los 30 alumnos por aula y en algunos niveles los 40.
  • Guardias: Sus hijos pueden estar mucho menos vigilados en recreos, cambios de clase, en caso de ausencia de profesores, etc.
  • Mezcla de especialidades: Habrá profesores especialistas de diferentes áreas que tendrán que impartir otras asignaturas no directamente vinculadas a su formación; por ejemplo un profesor de Tecnología impartirá clases de Matemáticas. Si bien esto está dentro de la legalidad, consideramos que repercute negativamente en una formación óptima de los alumnos.
  • Horas de coordinador TIC: Empeorará el funcionamiento de los medios técnicos, informáticos y audiovisuales, por falta de disponibilidad horaria para su mantenimiento y asesoramiento a alumnos y profesores.
  • Optativas: Se reducirá el número ofertado de estas asignaturas en diferentes cursos.

Como ven, está en juego la educación de sus hijos que están siendo despreciados por la Consejería, con el agravante de que a los alumnos de la enseñanza concertada y privada no sólo no les afectan estos recortes sino que han visto incrementadas las desgravaciones fiscales. Ante esta situación esperamos contar con su apoyo en la defensa de la educación pública.

Algunas acciones particulares que ustedes pueden realizar son:

• Pedir explicaciones y presentar una reclamación a la Inspección educativa (al Inspector de zona o al de guardia, que están para atenderles). El teléfono de atención correspondiente en Madrid capital es 917202200.

• Hacer una reclamación escrita en la Consejería de Educación (modelo descargable desde http://www.soseducacionpublica.es), presentándola en cualquier registro oficial de la Comunidad de Madrid o en el registro de la Secretaría del Instituto. También pueden enviarla por fax: 917203080.

• Participar en las diversas movilizaciones que se están programando. Sin su apoyo será imposible frenar este atropello que afecta a toda la comunidad educativa.

Nota final: Es importante dejar claro que, a pesar de lo que se pueda escuchar en los medios de comunicación, en nuestras reivindicaciones no existe ninguna petición de incremento salarial ya que lo que únicamente reclamamos es que no se produzca una pérdida de calidad en la educación, ni de puestos de trabajo.


Fuente: Eso de la Eso

Tenía pensado cerrar el blog hasta finales de agosto, pero la desfachatez de Alicia Delibes (Viceconsejera de Educación) en sus últimas declaraciones me obliga a reabrirlo para matizar algunas de las falsedades lanzadas con todo descaro y absoluto desprecio hacia docentes, alumnos y familias. Tal y como pueden ver en el vídeo.

La Viceconsejera pide “responsabilidad” a los docentes”, considera las cifras de las pruebas de 3º de la ESO como “casi terroríficas” y afirma -con una nula capacidad de oratoria, por cierto- lo siguiente:

“[Los profesores] no tienen absolutamente razón tal y cual es la situación económica del país para organizar movilizaciones y dejar a los niños sin clase porque tienen que trabajar unos funcionarios que tienen el sueldo asegurao.”

Dejando a un lado la estructura asintáctica de su discurso (¿cómo es posible que una viceconsejera de educación tenga semejante nivel de expresión oral?), nos centraremos su contenido:

1. Los profesores no nos quejamos solo de ese aumento de 2 horas lectivas sino, sobre todo, del recorte de más de 5000 docentes (3000 interinos, más de 1000 funcionarios con plaza pero sin destino y los casi 2000 puestos ya recortados en el curso anterior). Muchos de nosotros estaríamos dispuestos a asumir ese aumento de horas (más…)

Recortes

Publicado: 13 septiembre, 2011 en Cartas, Manifestaciones, Opinión

Ayer tuvimos reunión extraordinaria del Consejo Escolar en la EOI Jesús Maestro (Madrid).

El motivo de la misma eran los recortes que estamos sufriendo desde el 5 de julio de 2011 y ante los cuales se nos plantean varios dilemas.

El problema no son las dichosas 20 horas, sino cómo quieren distribuirlas.

Hasta el año pasado, la EOI Jesús Maestro contaba con 129 profesores para dar clases de 22 idiomas. Cada profesor daba 18h de clase semanales a 4 grupos, y cada grupo recibía 4h30m de clase semanales, completando 120h por curso, y por tanto 240h por nivel.

Ahora cada profesor tiene que dar 20h de clase semanales a 5 grupos, y cada grupo recibirá 4h de clase semanales, no alcanzando las 120h necesarias para completar un curso. Por supuesto esta medida lo único que busca es ahorrar en personal a costa de empeorar el servicio que hasta ahora las EEOOII venían ofreciendo, especialmente disminuyendo el número de profesores y de horas de clase por curso. Como la Comunidad de Madrid no permite que se matriculen más alumnos, lo que pretenden es que con menos profesores se haga lo mismo. A eso se le llama explotación.

Aplicando matemáticas básicas:

  • (129profesores) x (4 grupos/profesor) = 516grupos
  • (120h/curso) / (4,5h/semana) = 26,67semanas/curso

Teniendo el mismo número de grupos, tocando a 5 grupos por profesor, manteniendo el mismo periodo lectivo y cambiando a 4h de clase por semana:

  • (516grupos) / (5grupos/profesor) = 103,2profesores
  • (26,6semanas/curso) * (4h/semana) = 106,67h/curso

En realidad el número de grupos era menor. (más…)


vivido desde la infancia la importancia de la figura del docente como factor de cohe-sión social. “La ilusión es lo único que me empuja a luchar por esta profesión “, explica este licenciado en Filosofía. Él es uno de los miles de profesores catalanes que están en la bolsa de interinos esperando la llamada que les abra las puertas de un instituto durante este curso.

Marc recuerda con nostalgia la labor realizada por su padre, que trabajó de profesor en un barrio de Manlleu, un municipio del área metropolitana de Barcelona: “Su función era sacar el colegio a la calle, que no fuera una institución aislada”. En aquellos tiempos, ser profesor era parte importante de la vida del pueblo; el maestro acudía a las fiestas mayores como una figura respetada y admirada. Marc añora esa época, pero él también tiene momentos de los que está satisfecho: “El año pasado, estuve trabajando en un instituto de Badalona. Al final de curso, hicimos una fiesta laica en la que niños de todas las culturas hicieron su aportación individual. Entre la música, el baile y la gastronomía de diferentes países, me di cuentade que ese era el producto de mi trabajo bien hecho”.

Este interino mantiene que “nunca se deja de ser profesor, porque no existe la desconexión”. La idea de que la motivación profesional de los docentes está ligada al periodo vacacional, el horario o incluso el salario es, además, uno de los argumentos que más le hieren. Y no le falta razón, porque, en las últimas semanas, distintos políticos del PP (Esperanza Aguirre y Ana Botella, entre otros) se han dedicado a denigrar al profesorado. La mayor polémica se produjo cuando ambas, Aguirre y Botella, insinuaron que los docentes trabajan poco, basándose en que una de sus protestas pasa porque las horas lectivas han subido de 18 a 20 (las que se pasan en clase), lo que se traduce en 3.200 interinos menos.

Más de 20 horas

“Somos más de 20 horas”. Con este lema respondieron a las acusaciones los miles de profesores que el pasado miércoles se concentraron en Madrid contra los recortes. De hecho, además del tiempo que pasan impartiendo su asignatura en las clases, los profesores están cargados de trabajo extra. (más…)


Madrid, 9 de septiembre de 2011

Señora Presidenta de la Comunidad de Madrid:
Me permito contestar a la carta que, en su nombre, me ha sido remitida con la nómina de agosto.
Como bien dice, en unos días dará comienzo el nuevo curso escolar, aunque en nuestro caso, el Instituto de Enseñanza Secundaria Villa de Valdemoro, lo haremos con siete profesores menos, dos grupos más y un bachillerato que supera los 40 matriculados.
Resulta poco acertado que se atreva a recordarnos la situación económica que atraviesa el país cuando nosotros hemos sufrido sus efectos en carne propia y observamos a diario las dificultades por las que pasan las familias de nuestros alumnos. No creo, además, que sus asesores (esos analistas a los que hace referencia) le hayan indicado que superaremos este bache recortando gastos en la escuela pública, que es de todos y por eso merece protección y atención prioritaria.
No cuestionaré a dónde irán destinados esos 80 millones de euros que hurta a la educación pública, porque no quiero caer en un discurso político al que se agarra para desprestigiarnos todavía más; solamente le informo de la situación concreta de mi centro para que conozca sin maquillajes de grandes cifras las consecuencias de las medidas adoptadas por la Consejería de Educación.
Es grave que veamos reducido el número de profesores que conforman nuestro claustro, pero no lo es menos la cantidad de compañeros que no serán contratados, han sido trasladados o están a la espera de destino.  Si además de la reducción  vemos modificado en un 25% la plantilla, va a ser muy difícil mantener el  nivel de implicación en  los distintos proyectos que dan personalidad a nuestro centro (no quiero aburrirla con esta información, pero la invito a que visite nuestra página web y nos conozca).
Una de las consecuencias más preocupantes de las medidas fijadas por la Consejería de Educación es la desaparición de la  media jornada que el instituto tenía adjudicada a un PTSC, Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad. Me faltan palabras para explicar la labor indispensable de estos  profesores, en nuestro caso una estupenda profesional.
Pero lo más importante, aquello que impide esa mejora del ‘nivel de nuestra educación’ al que el penúltimo párrafo de su carta hace referencia, es el aumento de la ratio de alumnos por clase y la reducción de desdobles, prácticas de laboratorio y atención a alumnos con necesidades educativas especiales. ¿De qué mejora estamos hablando, señora Aguirre?
Tiene a su disposición a un equipo de docentes cualificados que cumplen con creces y responden ‘con generosidad y sentido del deber’, no necesitamos que nos recuerde nuestras obligaciones; pero, por favor, no me pida que comparta responsabilidades con usted, porque del abandono de la educación pública no soy responsable.
Atentamente,
Claustro de Profesores del IES Villa de Valdemoro
(*) La presente carta ha sido enviada por Registro, cada uno de los profesores, como contestación a la carta recibida escrita por Esperanza Aguirre.

Carta del IES Griñón a las familias

Publicado: 10 septiembre, 2011 en Cartas

Griñón a 18 de Julio de 2011.

“Este mensaje es puramente informativo, para que ustedes, las familias de nuestros alumnos matriculados en el IES Griñón, y los profesionales que trabajamos a su lado día a día, estemos bien informados del camino que está tomando la educación pública en la Comunidad de Madrid.

El gobierno regional viene realizando recortes inadmisibles en los servicios educativos públicos desde hace varios cursos y, como seguro que ya se han dado cuenta, quien primero y con más intensidad se ve perjudicado es el colectivo de alumnos que necesitan apoyos para avanzar en su educación formal: alumnos con discapacidad, con dificultades de aprendizaje, con ritmo lento en aprender, etc., amén del colectivo general de alumnos sin necesidades especiales de apoyo pero que están escolarizados en escuelas infantiles, colegios e institutos públicos.

Carta a los Padres en el IES Griñón


Carta de un docente indignado por las trapacerías que comete la Comunidad de Madrid con los alumnos, las familias, los maestros y los profesores .

Estimadas Familias:

Esta carta pretende  informarles acerca de la situación actual de la Enseñanza Pública en la Comunidad de Madrid y con la intención de buscar su apoyo y su mayor implicación posible. Cuando menos, su apoyo moral y su comprensión hacia la cosa de la Enseñanza Pública (con mayúsculas) y hacia quienes la hacemos posible con lo mejor de nosotros.

Esto es un texto extenso. Si no tiene tiempo de leer todo, quédese al menos con el MENSAJE PRINCIPAL, que es el siguiente:

Se está recortando en la Educación de sus hijos. Los profesores nos estamos movilizando para defender nuestra dignidad como trabajadores y la calidad de la Educación que damos, y quiero pedirle que aporte su granito de arena o, cuando menos, comprenda la situación y apoye al profesorado.

No es habitual que los docentes seamos tan directos en cuestiones como éstas, pero creo que la gravedad de la situación lo merece. También quiero dejar claro que esta carta no pretende hablar de política sino de Educación pero, por desgracia, la primera influye fuertemente sobre la segunda. No obstante, trataré de limitarme a exponer datos objetivos dejando para ustedes la reflexión en los planos no puramente educativos.

¿Qué es lo que está pasando?

El 4 de julio de 2011, coincidiendo casualmente con el periodo estival y cuando los centros educativos están prácticamente vacíos y, por tanto, sin forma de contacto directa con las familias, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha dictado unas instrucciones dirigidas a los Institutos Públicos (no concertados ni privados) de ESO, Bachillerato, Formación Profesional y otros, que suponen un recorte sangrante de plantilla. Un recorte difícil de cuantificar, pero la mayoría de los equipos directivos de los centros lo han calculado en torno al 15%, unos 3.000 profesores en total. Esto significa que un instituto medio perderá 10-12 profesores de distintas materias. Es una barbaridad que ya se suma a otro recorte similar producido en el curso anterior y por el cual la plantilla general de docentes ya se redujo en más de 2.000 compañeros.

EN LA ESO Y EN EL BACHILLERATO el recorte se traducirá en:

•         Eliminación de desdobles de Lengua, Matemáticas y otras materias.

•         Desaparición de grupos reducidos de Inglés. (más…)


La Federación de la Asociación de Padres y Madres (FAPA) Giner de los Ríos ha remitido una carta de cinco folios a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en la que solicita la retirada de las instrucciones de la Consejería de Educación para el próximo curso que empieza el miércoles que viene.

La Giner de los Ríos se refiere a los recortes que vienen sufriendo la educación pública en los últimos dos años y aseguran que en los últimos tres años la escuela pública ha perdido 6.000 profesores que se traducen en 108.000 horas semanales menos de labor educativa.

Los padres y madres resumen sus reivindicaciones en 11 puntos desde anular las instrucciones de inicio de curso que amplía el horario lectivo de 18 a 20 horas semanales hasta publicar la obligación de realizar desdobles en Matemáticas, Lengua y Literatura y lengua extranjera. Exigen garantizar la jornada completa no solo del profesorado necesario sino también de un docente de compensatoria, otro de audición y lenguaje, un orientador y un especialista en pedagogía así como otorgar a los centros educativos la potestad de decidir el cupo mínimo necesario para la enseñanza en función del alumnado, entre otras peticiones.

“Urge resolver estas cuestiones”, señala el texto de la federación y añade, “De no ser así, los padres y madres nos veremos obligados en base a nuestra propia responsabilidad a llevar a cabo actuaciones propias para defender legítimamente el derecho a la educación de nuestros hijos e hijas, además de apoyar a todas aquellas que busquen los mismos objetivos”.

“La educación debería estar siempre al margen de los recortes pues el dinero empleado no lo consideramos un gasto sino una inversión”, argumenta la federación de padres y madres de alumnos”

La carta incide en que el fondo del conflicto es asegurar que los profesores tengan las “condiciones laborales y los recursos humanos y materiales a su alcance que les permita realizar su labor de forma adecuada” y rechaza los planteamientos que equiparan el trabajo en el aula a la jornada laboral semanal.

Carta a la presidenta de la Comunidad de Madrid_08-09-2011