Lucía Figar, la ‘niña bonita’ de Esperanza, se despeña por la crisis con los profesores

Publicado: 1 noviembre, 2011 en Prensa

Opinión, Redacción 31/10/2011

Lucía Figar, descubierta en su día para la política por el ex ministro y hoy consejero de Telefónica Eduardo Zaplana, ha dejado a propios y extraños, en especial a los propios, completamente decepcionados.

Resulta que la chica que aspiraba a convertirse en sucesora de la gran lideresa madrileña a propósito de su confesada militancia liberal, casada con el aznarista Carlos Aragonés, ha naufragado a las primeras de cambio. Y de forma estrepitosa. Una huelga de profesores absurda ha venido a poner de manifiesto que no tiene el peso específico que se le suponía. Y es que sólo la intervención de los pesos pesados de la comunidad está salvando al gobierno regional del desastre político.

En medios del Partido Popular y de la derecha en general se estima que los fichajes no son el fuerte de Aguirre. Los nomina y luego los tiene que ir sembrando en el camino, excepción hecha del vicepresidente Ignacio González. Sucedió con Alfredo Prada, Francisco Granados y todo apunta a que vaya a suceder ahora con Figar.

Si se observa bien, la Comunidad de Madrid se ha convertido en el destino del aznarismo en decadencia y arrumbado. Aguirre ha ido fichando y contratando en su administración a toda persona que estaba en el paro; bastaba la indicación de José María Aznar, Rodrigo Rato y Francisco Alvárez Cascos para que encontraran acomodo y cobijo, generalmente muy bueno, en las faldas de la poderosa jefa del gobierno regional.

Es el caso de la ex directora general de Telemadrid, Isabel Linares, uno de los fiascos más notables del mandato de Aguirre. Su nombre fue soplado por Ana Botella, amiga íntima de la recientemente cesada. Su sueldo al frente de la televisión pública era de 178.000 euros.

Por cierto, que el nombre del actual director general, José Antonio Sánchez Dominguez, fue inducido por el consejero de Sanidad, el aznarista confeso Javier Fernández Lasquety. La televisión autonómica madrileña está plagada de aznaristas en decadencia muchos de los cuales se mostraron enemigos declarados de Rajoy como jefe de la derecha. No pasa desapercibido este dato en Génova 13.

En medios de la Puerta del Sol se cree que Aguirre procederá a un nuevo cambio en su equipo tras el 20-N. Algunos de sus altos cargos o consejeros podrían ser llamados por Mariano Rajoy para formar parte de los nuevos equipos en el aparato del Estado. En ningún caso Lucía Figar, que no ha sido capaz de solventar la última crisis laboral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s